Gimnàs Social Sant Pau SCCL

Gimnàs Social Sant Pau SCCL

 

 

Ante la fecha de desahucio del 21/1/2021, el 3 de Octubre organizamos una cadena humana des del gimnasio al ayuntamiento de Barcelona y otras acciones para visibilizar que proyectos como el Gimnàs Social Sant Pau no pueden morir. Se suman toda una serie de despropósitos hasta llegar al desahucio. Pero seguiremos defendiendo el gimnasio con contenido y transversalidad.

Gimnàs Social Sant Pau
Gimnàs Social Sant Pau

 

 

Gimnasio

El gimnàs social Sant Pau es una entidad histórica que en el 2020 ha celebrado sus 80 años de historia. Una empresa recuperada en el 2012 por sus trabajadores que se ha convertido en una cooperativa sin animo de lucro. Un proyecto social en forma de gimnasio o un gimnasio que se a convertido en un proyecto social. 1400 metros2 dedicados al deporte y a la transformación social.

Memoria Social 2019


de unx trabajadorx del Gimnàs

Hace aproximadamente un año, más o menos por estas fechas, empecé a formar parte del equipo del Sant Pau. Unos meses antes, ya había hecho mis pinitos, haciendo las prácticas de monitorx de natación con ellxs, durante el verano. En diciembre tuve la suerte de encontrarme con una vacante en sus filas y no perdí la oportunidad de subirme al barco y seguir mi rumbo con ellxs.

Previamente, como usuarix, nunca me había encontrado un gimnasio así, donde personas o grupos con necesidades específicas (usuarixs trans*) tuviéramos cabida, y como trabajadorx, aún menos.

En la entrevista de trabajo, un café con Ernest, no se juzgó ni mi aspecto físico ni mi currículum, sino que se me preguntó por mi capacidad para trabajar y la motivación por un proyecto como este. Respondí sinceramente a todo y al día siguiente empecé a trabajar. Agradezco mucho la falta de juicio y la confianza depositada.

Desde entonces, formo parte de esta gran familia donde entre todxs estamos sacando el proyecto adelante. No es ni un camino fácil ni un camino sin obstáculos. Trabajar aquí es duro: las instalaciones son antiguas, lxs usuarixs son muy diversxs, algunxs vienen de contextos muy complicados y otrxs son socixs barceloninxs de toda la vida, lxs hay que no hablan castellano, contamos con material limitado para las clases… y con algunos días que nos han cortado el agua, el gas y hace mucho frío. Hay días en los que piensas que te gustaría trabajar en un vivagym, donde las pesas tienen ventilador incorporado, ascensor e hilo musical dentro del centro y los monitores van con uniforme de trabajo marca Nike, pero esto se te pasa rápido. El calor y la humanidad que se respira en el Sant Pau, donde no hay jefxs, sino compañerxs, las sonrisas de los usuarixs que vienen gratis a piscina o las risas de los niñxs, hacen que vea el Sant Pau como un lugar que quiero y quiero cuidar y no como un centro de trabajo al que estoy deseando no ir.

El Sant Pau ha sido y es un espacio donde he crecido muchísimo como profesional (y como persona). Sin competitividad con el resto de compañerxs, sin tener que convencer a nadie de lo que valgo, simplemente haciendo bien mi trabajo. Un día, unx de lxs responsables de la cooperativa me dijo «Kar, si hay alguna clase que te apetezca hacer y ves que va a funcionar, adelante, da rienda suelta a tu imaginación», y así fue. Tenía muchas ganas de introducir clases de piscina para gente transgénero o identidades no normativas, ya que habitualmente se quedan fuera de los gimnasios precisamente por sus especificidades, y fue un éxito. Poco a poco fui cambiando el modelo de algunas clases que tenía, acercándolas a mi creencia de lo que es la actividad física y el deporte, con cosas poco vistas en los centros municipales. Creo que las clases y el gimnasio han ganado con estos cambios, y esto solo ha podido ser gracias a la confianza que el Sant Pau deposita en cada uno de los monitorxs/trabajadorxs. El Sant Pau te deja crecer en la medida que tú quieras. Si quieres seguir aprendiendo y formándote, aquí vas a poder desarrollarlo y ponerlo en práctica.

Aparte de esto, es un proyecto social de los pies a la cabeza. Nadie, y se puede decir NADIE, se queda sin hacer ejercicio físico porque no tenga dinero, no tenga cuenta bancaria o no tenga papeles. A nadie se le niega la entrada y precisamente gracias a esto, el gimnasio cuenta con un gran capital humano. Aunque, a veces, gestionar todas las diferencias o problemas que nos van surgiendo puede ser un poco desgastante, unx recupera pronto la compostura cuando se da cuenta de dónde está, lo que estamos haciendo y hacia dónde vamos.

Debido a la situación sanitaria actual. Las actividades colectivas están paradas temporalmente.

Horarios

De lunes a viernes de 6:45 a 22:30 h
Sábados y domingos de 10:00 a 14:00 h

Precios

Todo el día 38€
Estudiante 32€
Targeta Rosa 32€
Tardes 32€
Mañanas 28€
Parados 29€

Matricula

Domiciliación bancaria 12€
Ventanilla 20€

Clases

horario sala LUNES MARTES MIÉRCOLES JUEVES VIERNES
de 7:00 a 8:00 SALA 1 Tonificación Tonificación Tonificación
de 9:00 a 10:00 SALA 1 Movilidad Movilidad
de 9:30 a 10:20 SALA 1 Tonificación Pilates
de 10:00 a 11:00 PISCINA AquaGym AquaGym
de 10:30 a 12:00 SALA 1 Kick Boxing Kick Boxing
de 13:00 a 13:50 SALA 1 Boxeo Boxeo Boxeo
de 13:00 a 13:50 PISCINA AquaGym AquaGym AquaGym
de 17:00 a 17:50 SALA 1 Boxeo Boxeo Boxeo
de 18 a 18:50 SALA 1 Boxeo Jazz
de 19:10 a 20:00 SALA 1 Tono-Pilates
de 19:00 a 20:00 SALA 1 Yoga Yoga
de 20:00 a 20:50 SALA 1 Hard Work Hard Work Hard Work Hard Work
de 20:00 a 20:50 PISCINA Natación adultos Natación adultos


Clases no mixtas

horario sala LUNES MARTES MIÉRCOLES JUEVES VIERNES
de 17:00 a 17:50 SALA 1 Boxeo FM Kick Boxing
de 18:00 a 18:50 SALA 1 Boxeo FM
de 20:00 a 21:00 SALA 1 Kick Boxing

Historia

Banys Populares de Barcelona. Ronda Sant Pau

La historia del Gimnàs Social Sant Pau es una extraña combinación de lucha por la supervivencia, el convencimiento de que toda empresa tiene una obligación con su territorio y mucho de aquella frase coloquial de «de perdidos al río». Una suerte de encuentros bajo un escenario hostil y un sin fin de amenazas. Una especie de homenaje a las comedias de Buster Keaton.

En junio de 1940, se inauguraron los Baños Populares de Barcelona, construidos por Aguas de Barcelona, en aquellos tiempos de titularidad municipal. Un espacio donde ducharse y con la primera piscina con cloro en Barcelona. Los vecinos podían ir a ducharse por una peseta y por una peseta y media también tenían acceso a la piscina. La idea era clara; que la gente pobre del barrio del Raval (en esos tiempos conocido como barrio Chino), no fuera origen de infecciones y epidemias, como la epidemia de tifus que sufrió la ciudad en 1914.

Con el paso del tiempo, los vecinos del Raval fueron teniendo baños en sus casas, y cada vez tuvo menos sentido el proyecto de Baños públicos. Entre 1942 y 1962, el espacio del Sant Pau, lo gestiono y fue sede de los entrenos del Club Natación Montjuich llegando a organizar unos campeonatos europeos de natación. Más adelante, fue gestionada por la Escuela de los Escolapios. En 1992, un grupo de profesores de INEF comenzó el proyecto del Gimnàs Sant Pau. Debido a una descapitalización, y la falta de inversión en las instalaciones se acabó en bancarrota en el año 2012.

En ese momento, había un escenario de pérdidas mensuales de 3000€, y 60000€ acumulados a proveedores, además de unas instalaciones desfasadas por la falta de inversiones. Ese fue el momento en que los trabajadores recuperaron la empresa.

En este escenario complejo con un gran componente de precariedad, en el que teníamos que pedir dinero para pagar las facturas y muchas veces apenas había para pagar los sueldos, decidimos crear un proyecto que nos ilusionara desde el comienzo. Queríamos dejar de sentirnos cansadxs al pasar la puerta de entrada y cambiarlo por ilusión. Así comenzó un proyecto social que, de haber nadado en la opulencia, nunca hubiera existido. Así comenzamos a escuchar.

Banys Populares de Barcelona. Ronda Sant Pau

Área Social

Alrededor de 900 personas tienen acceso a las instalaciones de forma gratuita a través de 40 entidades de Barcelona que nos derivan usuarios. Con especial atención a colectivos de mujeres que han sufrido violencias, jóvenes ex-tutelados, personas sin hogar y personas refugiadas. No entendemos el Sant Pau como un lugar donde hacer ejercicio sino un lugar de encuentro. Donde la mente sale más beneficiada que el cuerpo.

También realizamos 18000 servicios de ducha al año para todas las personas que lo necesitan. Una ducha para una persona que está viviendo en la calle significa por ejemplo ir a una entrevista de trabajo con seguridad en si misma. Una ducha puede cambiar una vida.

Estas son algunas de las entidades con las que trabajamos.

Entitats Colaboradores Entitats Colaboradores Entitats Colaboradores
Entitats Colaboradores Entitats Colaboradores Entitats Colaboradores

Durante la pandemia tuvimos que cerrar nuestra actividad como gimnasio el 13 de marzo. No tenía sentido que un proyecto social como el nuestro se mantuviera cerrado en momentos tan complicados con los vividos recientemente se mantuviera cerrado. Des del 20 de Abril abrimos como equipamiento contra la covid ofreciendo una media de 150 duchas para personas sin hogar, cambio de ropa y una comida. Hoy en día aun seguimos.

Estos servicios los hemos realizados conjuntamente con Servicios Sociales del Ayuntamiento de Barcelona.

Contacta con nosotros

Para cualquier duda o sugerencia: